ANIMALES ACUÁTICOS

Animales marinos venenosos

El mar es fuente de vida. Ponerte unas gafas y explorar los fondos marinos, es una de las experiencias más gratificantes que existen. Si además bajas con botella, y puedes permanecer una hora en las profundidades, descubrirás que en cada rincón del mar, hay vida e igual que la vida en tierra, debe protegerse de sus predadores.
Muchos animales marinos, optan por la protección mediante veneno. Como es difícil conocer todas las especies y sus características, yo recomendaría que si no se conoce el tipo de pez, coral, alga, gusano o lo que sea que nos hayamos encontrado en el mar,no lo toquemos, porque esta forma de defensa, la del veneno, es la más extendida. También recomiendo que para bucear, con gafas o botella, aunque estemos en un mar muy cálido (Filipinas e Indonesia suelen mantener sus aguas entre los 27 y los 30º), llevemos algún tipo de protección, no contra el frío, sino contra posibles picaduras accidentales. Una licra de manga larga y pierna larga, acompañada de unos guantes, nos evitará muchos contratiempos.Dentro de los peces venenosos tenemos los de categoría mortal y los que nos pueden provocar lesiones de mayor o menor grado. Lo más importante es que sepamos reconocer los peces cuya picadura nos puede matar. No son muchos:

Avispa marina: Es una medusa que se encuentra en las costas australianas. Una sola, tiene veneno suficiente para matar a 60 hombres. El contacto con sus tentáculos es mortal. Es el animal más mortífero de todo el planeta.

Pulpo de anillos azules: Son pulpos pequeños (tamaño pelota de golf) que viven en el océano Pacífico. Desde las costas de Japón, hasta Australia. Tienen veneno suficiente para matar 25 personas en 5 minutos. No se conoce antídoto contra su veneno.

Caracol cono: Cuidado con las conchitas que cogemos. Sobre todo las de aguas tropicales. Hay muchos tipos de caracol cono, y no todos ellos son venenosos, pero lo que lo son, tienen un diente con el que inyectan un veneno, que primero produce parálisis, y después de la muerte. Todo en menos de cuatro minutos. Este de la imagen se conoce como caracol cigarrillo. Si te pica, en menos de lo que tardas en fumarte un cigarrillo, estás muerto. Lo mejor, no coger conchas de recuerdo. Incluso las muertas tienen su función dentro del mar. Un día, muchos años después de morir, serán la arena fina de playa, que tanto disfrutamos.

Pez piedra: Vive en el océano Indico y Pacífico. Este pez además del camuflaje suma la protección del veneno, lo que le convierte en un animal peligroso. Sobre todo porque es difícil de ver. Su veneno es equiparable al de la cobra. Lo inyecta desde las espinas de la espina dorsal. Lo más fácil con este tipo de peces, es pisarlo. El veneno provocará primero un dolor agudo, que irá incrementándose hasta pasada una hora del pinchazo. Normalmente sobrevendrán vómitos, nauseas, arritmias, parálisis, convulsiones y en el peor de los casos, parada cardíaca.

Pez globo: Vive en aguas tropicales. El veneno de este pez, está en su interior, en sus vísceras. Así que es fácil evitar cualquier intoxicación. Basta con no comer ningún tipo de pez globo. La ‘gracia’ de tocarlos y cogerlos para que se estresen y se hinchen, provoca que sus glándulas interiores segreguen interiormente la toxina de su veneno, acortando su vida. Así que si se puede evitar lo que está haciendo el de la foto, mucho mejor.

Pez araña: Su veneno y su picadura son muy similares a las del pez piedra, aunque menos graves. Viven en el Mediterráneo y en el Océano Atlántico. De nuevo lo más fácil es pisarlos, ya que suelen estar escondidos bajo la arena. Su veneno puede provocar nauseas, vómitos, mareos, necrosis, fiebre, insuficiencia respiratoria y en algunos casos parada cardiaca. Depende del tamaño del pez araña y la cantidad de veneno inoculado. Para bajar el dolor es bueno aplicar calor. Hay antídoto, por lo que en caso de picadura, se debe intentar inyectar el antídoto.

Este verano, en la playa de Es Grau, en Menorca, un pez araña picó a una de las niñas (8 años) de nuestro grupo.  No es corriente que estén en aguas tan poco profundas, pero anochecía, había luna llena y en un agua de no más de medio metro de profundidad, la niña pisó un pez araña. La picadura se reconoce por un punto negro, algo necrosado a su alrededor. El dolor es muy intenso y la temperatura de la zona de la picadura sube bastante rápido, a la par que el dolor. Lo único que la aplicaron en urgencias fue agua caliente durante unos 45 minutos. Por lo que nos explicó el médico, el veneno del pez araña ataca al sistema nervioso y provoca muchísimo dolor.Serpiente marina: Vive en el Pacífico y en el Indico. Sobre todo en Filipinas, Nueva Guinea, golfo de Tailandia y el norte de Australia, en Queensland. Hay muchos tipos de serpientes marinas venenosas, y la suerte es que ya se ha encontrado el antídoto contra las mordeduras de todas ellas. Son animales bastante tranquilos. Eso supone que tenemos que molestarlas mucho, antes de que nos muerdan. Las mordeduras más comunes, suelen ser a los pescadores, cuando una serpiente cae en sus redes, y están manipulando la red. De todas las serpientes marinas, la más venenosa es la de la foto.

Con esto se acaban los que pueden ser mortales.

En la categoría de no mortales, hay tantos que sería imposible hacer la lista. Es importante saber en líneas generales, que casi todas las medusas pican. En realidad pican las células urticantes de sus tentáculos. Si nos pica una medusa, recordad que NUNCA se deben lavar con agua dulce. Siempre con agua de mar, suero si se tiene a mano. Poned frío (nunca hielo) sobre la picadura una vez limpia y recordad que normalmente la medusa te ha dejado células urticantes en la piel, por lo que si tocas la picadura, ésta se extenderá. Es muy bueno llevar, para curar cualquier herida, picadura, etc.. guantes de látex.
Para limpiar una picadura de medusa, si se ven trozos de tentáculos, hay que quitarlos con pinzas. Si frotas sobre ellos, seguirán picando y harán más grande el destrozo.

Cuando ya está limpia la picadura es cuando se aplica el frío. Lo mejor con paños húmedos y así evitas que le de el sol durante las primeras horas. Si hay reacción de hinchazón en la zona o en general en el cuerpo, cualquier antihistamínico, bajará la hinchazón.

Las más venenosas (fuera de la avispa de mar que es mortal) son la carabela portuguesa y ortiga de mar. Acaso que no te la lleves por delante es difícil que sea mortal.

Carabella portuguesa (Pacífico e Indico). No confundir con el velero del Mediterráneo, que ni siquiera pica. Sus tentáculos pueden medir metros, por lo que puedes no ver la medusa, y que te pique algunos de sus tentáculos.

Ortiga de mar (Océano Pacífico. Costa Oeste americana).
Otros animales marinos que suelen picar son los gusanos. El gusano de fuego es muy común en Canarias. Su picadura es similar a la de una medusa. Si estás expuesto mucho rato a los pelillos blancos pueden llegar a hacer un pequeño agujero en la piel. El procedimiento a seguir es igual al de las picaduras de medusa.

Y sin que sean venenosas, cuidado con las nacras. He visto a más de uno, haciendo la gracia de meter el dedo en la nacra cuando está medio abiera, que ésta se cierre, y es imposible abrirla. Por suerte, siempre llevaban guantes, y sólo han tenido que perder un trozo de guante.
Si te pasa ésto y vas con botella tienes un problema, si estás en apnea, tienes un problemón.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s